Una fórmula original para aquellos que quieran llenar su deseo y su mezcla de interés artístico con la belleza del paisaje de la Toscana. ¿Qué es mejor que un buen vaso de vino en el país de los viñedos mientras se visita un hermoso lugar como Siena y Cortona? Este paquete es la mejor solución para los que quieren estar fuera del circuito turístico tradicional.

Día 01 – CORTONA

La antigüedad etrusca de la ciudad no está en duda, pero su fundación está perdida en la mezcla de varias leyendas todavía contadas en épocas recientes. El carácter predominante de Cortona es medieval con calles estrechas empinadas situadas en la ladera de una colina, que abarcan una visión encantadora. Desde Plaza Garibaldi hay una fina perspectiva del Lago Trasimeno. La muralla actual de la ciudad todavía conserva partes etruscas. En el interior del Palacio Casali está el Museo de la Academia Etrusca que muestra objetos etruscos, romanos, egipcios, de la Edad Media y del Renacimiento. Además incluye la conocida pintura Maternitá realizada 1916 por el artista Cortonese Gino Severini, así como ejemplos de obras de Pietro Berrettini (1596-1669 llamado Pietro da Cortona). También digna de mención es la iglesia de Santa María delle Grazie, diseñada por Francesco di Giorgio Martini. Durante la visita de este maravilloso pueblo, podrá disfrutar de una experiencia única en la Enoteca “MOLESINI”, (degustación de 3 vinos de la región, con el típico surtido de queso y salami). Después de la visita, vuelta al hotel y alojamiento.

Día 02 – CORTONA / AREZZO / CORTONA (60 Km)

Desayuno en el hotel y día entero de visita de la encantadora ciudad de Arezzo, la cual mantiene su aspecto medieval, a pesar de la restructuración tras la II Guerra Mundial. Algunos lugares de interés de esta localidad son la Basílica de San Francisco con el ciclo de frescos Leyenda de la Cruz, de Piero della Francesca, y la y la remodelación de Vasari de la plaza mayor de Arezzo, aparte de otros monumentos medievales. La Piazza Grande es la más notable plaza medieval de la ciudad, donde se puede apreciar el ábside románico de Sta. María della Pieve. Alrededor de la plaza podemos apreciar otros monumentos muy importantes como: el Palacio de la Fraternidad de los Laicos (Fratelanza dei Laici) cuya construcción es de estilo gótico, y el Palacio Episcopal, sede de los obispos, reconstruido a mediados del s. XIII, cuyo interior tiene frescos de Salvi Castelluccio, Teófilo Torri y Pietro Benvenuti. En frente del Palacio podemos observar el monumento dedicado al Gran Duque Ferdinando I de ‘Medici realizado por Pietro Francavilla. No menos importante, es el Palazzo Cofani-Brizzolari, con la Torre Faggiolana, y el Palazzo del Popolo, ambos también sugeridos para la visita. La película ganadora de tres oscars “La vida es bella”. Después de esta visita, regreso al hotel en Cortona y alojamiento.

Día 03 – CORTONA / MONTEPULCIANO / PIENZA / MONTALCINO / SIENA (110 Km)

Desayuno en el hotel y salida hacia Montepulciano, una ciudad medieval y renacentista de excepcional belleza. Montepulciano es un importante productor de alimentos y bebidas, Su vino Nobile está clasificado entre los mejores de Italia. Los principales monumentos son el Palacio Comunal con su excepcional vista del Valle Toscano, el Palacio Tarugi, la Catedral de Santa María Assunta, y el Duomo, construido entre 1594 y 1680 que pinturas incluye obras maestras de la Escuela de Siena. Durante este paseo no puede faltar una parada en el Caffè Poliziano, reconocido como uno de los históricos cafés en toda Italia, con numerosos literatos italiano que se reunían en él (de Carducci a Pirandello). Tras esta visita se dirigirán a Montalcino. Durante el viaje, una parada en Pienza es una necesidad. Raro ejemplo de ciudad renacentista, que fue completamente rediseñada por el Papa Pío II, Pienza viene definida la “ciudad real” o “ciudad utópica”. Representa una de las mejores ciudades planificadas del Renacimiento. Su ubicación en el centro de Val d’Orcia, un maravilloso e intocable valle, permite a la ciudad encarnar perfectamente el interés básico que la arquitectura humanista dio a la relación hombre – naturaleza. Después de esta breve visita en Pienza, finalmente podemos llegar a una de las más famosas “Ciudades del Vino” en el mundo: Montalcino. Lugar famoso para la producción del vino Brunello di Montalcino, era una antigua fortaleza sienesa, que todavía mantiene el ambiente medieval con sus bonitas calles y típicas tiendas, no sólo de vino sino también de artesanía y cerámica. Para los amantes del arte, el itinerario ideal empieza desde la Plaza del Popolo y el Duomo. El principal monumento de la plaza es el Ayuntamiento, que una vez era el Palacio dei Priori pero ahora es el Palacio Comunal con una alta torre medieval. Después de esta interesante visita, permite conducir de nuevo a Siena. Llegada al hotel y alojamiento.

Día 04 – SIENA

Rodeada por campos de olivos y viñas del Chianti, Siena es una de las ciudades más bellas de Italia, Famosa por el “Palio” (la histórica carrera de caballos anuales que tiene lugar el 2 de Julio y el 16 de Agosto). La Catedral de Siena – el Duomo – iniciado en el s. XII, es uno de los grandes ejemplos de arquitectura románica italiana. Su fachada principal se completó en 1380. Dentro el Duomo podemos observar el famoso púlpito gótico octogonal de Nicola Pisano (1266-1268) apoyado sobre leones, y el laberinto incrustado en el suelo. Dentro de la Sacristía encontramos frescos renacentistas de Ghirlandaio, y debajo de la Catedral en el Baptisterio está la maravillosa pila bautismal con bajos relieves de Donatello, Ghiberti, Jacopo della Quercia y otros escultores del s. XV. El Museo dell’Opera del Duomo contiene la famosa Duccio Maestà (1308-1311) y varias otras obras de maestros de Siena. La ovalada Piazza del Campo, la plaza del pueblo, que alberga el Palazzo Publico y la Torre del Mangia, es otro tesoro arquitectónico, y es famoso por haber acogido la carrera de caballos Palio. El Palazzo Publico, por sí mismo es una gran obra de arquitectura. En la Piazza Salimbeni está el Palazzo Salimbeni, un notable edificio y también el barrio medieval, sede de Monte dei Paschi di Siena, uno de los más antiguos bancos en existencia continua y actor importante en la economía de Siena. Esta excepcional ciudad está esperándote… ¡Disfrútala! Después de la visita, vuelta al hotel y alojamiento.

Día 05 – SIENA / CASTELLINA IN CHIANTI / GREVE IN CHIANTI / SIENA (96 Km)

Después del desayuno en el hotel, salida en coche hacia Castellina in Chianti, una de las más importantes ciudades de las colinas del Chianti. Caminando por sus calles, usted sentirá estar en la Toscana rural. El centro de la ciudad es una mezcla perfecta entre Renacimiento e historia del vino, con vinerías por todas partes….No pierda la oportunidad de disfrutarlas. Después de visitar Castellina in Chianti, se dirigirán hacia el norte por otros 20 Kms. para llegar a Greve en Chianti. Así se encontrará la principal ciudad de “Chianti Shire” (Chianti rural), y se verá buscando el “Gallo Nero” (gallo negro), escultura del centro histórico (la más antigua y famosa marca símbolo de productos clásicos del Chianti). El hermoso centro de la ciudad ese encuentra alrededor de la principal plaza triangular que da a la estatua de Giovanni da Verrazzano. Caminando por las antiguas arcadas, admirará antiguas librerías, galerías de arte y tiendas de comida. Durante la visita de este maravilloso pueblo, estaremos encantados de ofrecerles una singular degustación de vinos en la Enoteca “LE CANTINE” en el centro de la ciudad (tendrán una “tarjeta de vino” de pre-pago para así poder elegir qué tipo de vino quieren degustar). Después de la degustación de vinos, no se pierda una visita libre en el Museo del Vino anexo, uno de los mejores y más antiguos Museos del Vino en Toscana. Visitando los museos, tendrán el sentimiento real de comprender el sacrificio así como la belleza de ser los mejores productores de vino en el mundo. Después de toda la visita, vuelta al hotel en Siena y alojamiento.

Día 06 – SIENA

Desayuno en hotel y fin de los servicios.