El hotel está diseñado para la relajación total en un ambiente romántico, una atmósfera familiar en un concepto de aventura, inmerso en las montañas, al pie del Volcán Arenal, lo que lo convierte en un verdadero oasis de paz enriquecido por la vegetación exuberante y la diversidad de la fauna de la zona.